La selección del destino de inversión de cualquier proyecto industrial ya sea expansión, reubicación y/o consolidación, es el resultado de un análisis que muestra la suma de los factores clave para la operación de la empresa.

Al llevar a cabo cualquier transacción de bienes y raíces: un arrendamiento, una compra-venta y/o un proyecto de construcción a la medida; Existen factores generales a evaluar como la ubicación, los precios, la disponibilidad de mano de obra y la calidad de vida en cada una en las plazas que compiten por el proyecto. 

Sin embargo, es importante recalcar que cada proyecto que se gesta dentro de las organizaciones tiene una identidad singular y por tanto, necesidades únicas a cumplir para poder hacer de la nueva ubicación un centro de utilidades.

El análisis que proviene del área de operaciones es fundamental. Es necesario comprender cuál es el origen del proyecto ya sea un nuevo contrato que se ha ganado recientemente y que exige cercanía al cliente final;  la llegada de nuevas líneas de producción que generan la necesidad de espacio adicional para el almacenamiento de la nueva maquinaria y la que se va reemplazando; una nueva planta industrial derivada del crecimiento del negocio; la consolidación de diferentes puntos de producción y almacenes bajo un solo techo con la finalidad de hacer más  eficiente la operación, o bien una nueva inversión en el país con la finalidad de entrar y posicionarse en el mercado.

Cada uno de los escenarios anteriores requiere que el equipo de Brokerage  realice una profunda evaluación del mercado y de la situación actual del cliente,  que les permita a los tomadores de decisiones la elaboración de un caso de negocios que contenga la siguiente información:

 

  • Las diferencias existentes al operar en las distintas regiones del país una planta de producción y/o almacén, por ejemplo: la frontera vs. la región bajío o el sur.  Estas pueden ser identificadas a través de un estudio que identifique claramente los costos de producción, aspectos clave de logística para el proyecto, las tendencias del mercado de bienes raíces y los aspectos de calidad de vida en cada una de las plazas.

  • Las oportunidades y retos existentes en cada una de las plazas de acuerdo con el ciclo de mercado que atraviesan, es decir; actualmente hay algunos mercados como Tijuana en los que la disponibilidad de Tierra y la disponibilidad de inventario es escasa, mientras que la Región del Bajío experimenta la situación contraria, generando que la alta oferta ofrezca para los usuarios/inversionistas precios sumamente competitivos y la posibilidad de elegir entre edificios existentes o construir uno nuevo.

  • Otro factor decisivo son los actores clave del mercado en cada una de las plazas, tanto del lado de los bienes raíces (oferta) como del lado de operaciones (clientes potenciales, competencia, etc.) con la finalidad de identificar las estrategias y acciones que deberán implementarse para llevar a cabo el proyecto.

  • El costo total de ocupación; este puede ser determinante para la toma de decisiones, sabemos que todo buen estudio de proyecto deberá culminar con un análisis financiero que refleje de manera clara además del monto total de inversión, el costo que representará para el usuario/inversionista la apertura y/o reubicación de su nuevo centro de operaciones, almacenaje y/o distribución.

Toda la información obtenida de los puntos mencionados no debe ser tomada de manera aislada, sino que deberá integrar un análisis profundo que alineado a los planes de la compañía dará como resultado un escenario óptimo para la evaluar y determinar el mercado de mi nuevo proyecto industrial.

 

Si actualmente tu compañía está evaluando algún proyecto de expansión, reubicación y/o consolidación @Fernanda Martínez y @Luis Miguel Torres pueden ayudarte a realizar tu evaluación a través de un análisis de selección y sitio. 

BAJIO_INDUSTRIAL

Earlier this month I was able to step out of the centralizing gravitational pull of Mexico City and travel to San Luis Potosí to attend an event organized by El Gran Bajío, a private sector-led investment promotion initiative that is just getting off the ground. I was pleasantly inspired, and let’s face it, inspiration is in short supply these days. The world faces multiple challenges and instead of returning to normalcy, we are collectively coming to the realization that we must adjust to permanently altered circumstances that include climate conditions, polarizing politics, and unrelenting technological advancement.

Mexico, like all countries, competes for investment and capital globally and the conditions that create competitiveness are not a mystery. Companies and investors need to reduce risk and optimize returns. Being next to the lucrative US market and having decades of experience as a major trading partner in North America gives Mexico a leg-up on the competition. The country stands to gain from nearshoring as companies reassess the China risk, but investment will not come without active promotion efforts, particularly given Mexico’s current challenges with respect to security and available low-carbon energy.

With the elimination of ProMexico – Mexico’s former publicly funded investment promotion body – coordinated efforts have lost force. But necessity being the mother of invention implies that this may not necessarily be a bad thing if Mexican businesspeople can devise the means and raise the funds to do the work of promotion themselves. From this springs the idea of the private sectors of states in the Bajío working together and finding strength in unity instead of conducting isolated efforts in competition.

El Gran Bajío brings together businesspeople in Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Querétaro, San Luis, and Zacatecas (together these states represent 26% of Mexican GDP) under one branded concept and in harmony with local and state governments. Note that this is not political, but practical, much like the spirit of the entrepreneurs that live in the Bajío. Happily, both Forbes and HSBC have decided to become involved in supporting the effort, which will no doubt encourage even more interest domestically and internationally.

El Gran Bajío hopes to also serve as a modernizing regional force that can assist companies to up their game with respect to new trends in ESG (Environment, Social and Governance). ESG considerations are now a central component to the analysis of the risks and rewards of any investment, and this is particularly important given that many of the leading companies in the region are family-owned and need to ensure their viability for the next generation. Putting in place governance plans that address environmental sustainability, gender diversity and transparency will be critical to establishing partnerships with counterparts abroad and to increasing the competitiveness of the Bajío region generally.

The Bajío is not starting from scratch and has had historical success in attracting domestic and foreign investment in the aerospace, automotive, and agricultural sectors, to name a few. Building on this foundation and moving beyond it by promoting innovation and entrepreneurship will be buttressed by the creation of an ecosystem that includes regional academic institutions, such as the Arkansas State University campus and Querétaro’s aerospace university (UNAQ). Further, a new cluster of data centers is under development in the region, spearheaded by companies like Microsoft, Cloud and ODATA.

It is comforting to see new initiatives surfacing at such a difficult moment globally where many countries and companies are analyzing what comes next. Laying the foundation today for success in the medium and long term is critical to ensuring sustainable prosperity in Mexico, a goal that goes well beyond any political cycle and will require the active participation of the private sector.

* Amy Glover is president of Agil(e) and an external advisor for El Gran Bajío project. Twitter: @chilangagringa
El Bajío cuenta con 157 parques industriales y busca convertirse en un referente para América Latina impulsando el pensamiento creativo en todas las industrias.

En los últimos 20 años, el Bajío mexicano ha mostrado su competitividad en diversas industrias como la aeroespacial, automotriz, biotecnología, investigación y educación, ante esto el proyecto El Gran Bajío, conformado por empresarios e innovadores de Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes, Zacatecas y Michoacán buscan posicionar a la región como una de las más importantes en América Latina.

“Y es que así como Silicon Valley impulsó el pensamiento exponencial, los nórdicos un pensamiento colaborativo y los japoneses un método de 5S, el Bajío se está convirtiendo en un referente del pensamiento creativo en Latinoamérica“, declaró Federico Quinzaños, Presidente y Fundador de El Gran Bajío en entrevista para Forbes México.

El proyecto El Gran Bajío busca impulsar un ecosistema de pensamiento e innovación para fortalecer el desarrollo de la región mexicana evolucionando a industrias como: la aeroespacial, farmacéutica, movilidad, energías limpias, tecnología y otras más, de la mano de empresarios, innovadores, ejecutivos de negocios y emprendedores.

“El tema de El Gran Bajío es cómo evolucionar a una nueva era; cómo evolucionar hacia un nuevo panorama de nuevas industrias porque estamos en una nueva era y tenemos que entender cómo hacer una transición de la industria automotriz a la industria de la movilidad; cómo sacar de las tecnologías de las tradicionales a la 2.4; de la aeronáutica a la aeroespacial, así como impulsar las industrias creativas y energías limpias”, añadió Quinzaños.

No te pierdas: Inversión de empresarios en sector turístico es clave para su recuperación

Así mismo el directivo aseguró que si bien El Gran Bajío inició con el apoyo de empresarios ya se le han sumado innovadores, empresas globales, ejecutivos de negocios y startups formando un ecosistema con ejecutivos de todos los niveles e industrias que generen una nueva era para la región.

“Iniciamos con los grandes empresarios de la región pero se nos fueron sumando los innovadores que están facturando arriba de los 15 millones de dólares al año; son sólidos, están exportando y tienen alianzas en el extranjero y patentes. En un tercer nivel están las empresas globales y tenemos más de 4,400 en la región de 80 países que han decidido depositar su inversión aquí en El Bajío: es evidentemente que están viendo algo y la cuarta son los ejecutivos de negocios”.

Federico Quinzaños 2
25 de junio 2021. Foto: © Cortesía El Gran Bajío

Actualmente el Bajío cuenta con 157 parques industriales, 100 centros de investigación, más de 250 universidades, 76 viñedos, industrias consolidadas como la aeronáutica con 90 empresas, 800 firmas relacionadas con la industria automotriz y 12 armadoras de autos.

“El Bajío durante 20 años ha tenido una estrategia muy interesante de posicionamiento enfocada en crear y desarrollar. Se ha destacado contra otras regiones en México porque tiene un pensamiento creativo porque ha pasado de tener una producción y servicios muy básicos a generar industrias como la aeronáutica, automotriz y tecnología. Hoy tenemos 157 parques industriales, 100 centros de investigación, más de 250 universidades y 100 centros de alta especialización”.

Lee: Sectur digitalizará los 132 pueblos mágicos de la mano de Google

El Gran Bajío cuenta con cinco agencias internacionales para conectar proyectos y negocios nacionales con agencias globales, además de tener capacitación y guía por parte de Singularity University

Quinzaños agregó que actualmente Querétaro se ha enfocado en reforzar la industria aeroespacial, mientras que Aguascalientes ha optado por impulsar la industria de movilidad y en tanto, Guanajuato y San Luis Potosí se han centrado en el sector agroindustrial que está transitando hacia la biotecnología.

“Más que el tema de industrias El Gran Bajío tiene que ver con un tema de mentalidad: ¿cuál es la que estamos compartiendo? Hoy estamos impulsando el pensamiento creativo“, destacó Quinzaños.

 

FUENTE FORBES

Tranformando oficinas en vivienda.

“La acción y la adaptabilidad crean oportunidades” Garrison Wynn

El mundo actual se ha visto obligado a replantear las formas de organización de la sociedad a raíz de la del Covid-19.  Los espacios de trabajo fueron abandonados y el home office ha traído a la mesa el gran debate sobre la necesidad o no de las grandes oficinas corporativas.

Para hacer frente a la situación las grandes inmobiliarias se pleantean la posibilidad de reconvertir los espacios corporativos en vivienda, buscando aprovechar los espacios ya existentes y así obtener ingresos.

En la Ciudad de México, son ya varios edificios que están apostando por convertirse en viviendas y acoplarse a los escenarios de la nueva normalidad.

Gonzalo Robina, Director del Fideicomiso en bienes raíces Fibra Uno,  aseguró recientemente que la fibra contempla convertir tres de sus propiedades para este fin:

“Sí se están dando casos, de hecho tengo presentes dos edificios en Periférico Sur, a la altura de Perisur, que eran de oficinas y que hoy se van a convertir en vivienda, otro está en la Colonia del Valle. Sí hay reconversión en ese sentido, y estamos hablando de los edificios que se construyeron en los años 80 o 90.Los edificios que pueden ser utilizados para la reconversion serán os que no contaban con las certificaciones que hoy prácticamente todos los corporativos exigen para poder ocupar, pero son edificios muy buenos que tienen los espacios suficientes para hacer una reconversión a vivienda y que al final de cuentas ha sido un sector que ha tenido un boom durante las últimas dos década”

Esta no es la primera vez que se da esta transformación en el mundo; Enrique Tellez, Presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) ejemplificó que este tipo de reconversiones fueron populares hace décadas en Nueva York, cuando las áreas industriales se convirtieron en los famosos lofts, grandes talleres y almacenes abandonados se convirtieron en viviendas.

Actualmente, en España algunos de los hoteles ya apuestan por la reconversión de sus espacios en oficinas para el teletrabajo, para lo que necesitan infraestructura y equipamiento tecnológico, además de flexibilidad en la configuración del mobiliario e instalaciones adecuadas para el trabajo compartido.

Fuente: Milenio

Para conocer más sobre las oportunidades de reconversación, escribemos un email a fmartinez@naimexico.

 

March 17, 2021 – Ciudad Juarez, Mexico

 

Gary Swedback, NAI Mexico CEO with Ambu team from Denmark and Intermex managers in Ciudad Juarez.

Groundbreaking ceremony for 355,000 s.f. medical device operation to be constructed as a new build-to-suit.

NAI Mexico represented Ambu for national site selection, project planning, and negotiations with Intermex.

Intermex, Ambu and NAI Mexico worked together to bring the project to Mexico from Denmark.

Photo is the “primera Piedra” groundbreaking ceremony on March 17.

 

Where Can We Help You Next?